¿Cómo explicar lo que no se puede describir?

Umbrete, 8h de la mañana.
Acabo de terminar mi ritual diario de Magnified Healing®. Hoy he estado más centrada o tal vez más sensible que tal vez otros días.
Ningún día sale el ritual igual. Y a ninguna maestra le suele salir igual que a mi. Cada persona tiene su manera de vivir el ritual de Magnified Healing ® y su sanación.

Te cuento como la vivo yo. El sentimiento de gratitud, de plenitud, de limpieza emocional, de desapego de la personalidad, de quietud mental, de sonrisa interior, de reconocer la belleza de mi vida me emocionan tanto que al agradecer a mis maestros por sus presencias y bendiciones en mi vida, las lágrimas rodaron por mis mejillas. Lágrimas de felicidad interior.

¿Cómo explicar este sentimiento?
Suelo decir que la espiritualidad no se cuenta, se vive. Y es así.
Hay que vivirla, con los ojos cerrados, en introspección, cada día durante un rato, centrado en las sensaciones y recibiendo luz desde la tierra y el cielo. La espiritualidad es también una actitud diaria con uno mismo y con el mundo, es cierto. Hoy hablo de las bendiciones de tener en mi vida a esta práctica espiritual que me lleva a tener una actitud mental, emocional y conductual muy diferente cada día desde que me inicie en Febrero del 2014.

Somos luz www.carolevecten.es

 

Intento describirlo de la manera más auténtica y clara posible.
La liberación se parece a la labor de un pincel que pasa por mi corona, por ambos hemisferios cerebrales, por toda mi columna vertebral, por mis órganos vitales hasta llegar a mis pies. Un pincel que va soplando y barriendo todo el polvo gris y denso dentro de mi ser. Este pincel, es el rayo violeta que transmuta la energía mal cualificada, las emociones, las somatizaciones, las creencias limitantes, los nudos energéticos…
Siento como mis pulmones se abren mejor, para tomar más aire que hace cinco minutos, como mis músculos están más relajados, como mi pecho está libre de cargas, como mi espalda se suelta a la vez que mis pies se anclan al suelo. Después siento el rayo blanco y todos mis guías cantarme, acariciarme y llenarme de abundancia, de luz, de protección, de seguridad y sobre todo de PROFUNDA PAZ.

Mi mente está muy muy quieta. Mi corazón, a cambio, está muy despierto, alegre y late con mucha fuerza y gran intensidad. Estos latidos calorosos de mi corazón llenan todo mi cuerpo, hacen sonreír a mi mente y al terminar mi ritual, sé que todo está bien. Siento por dentro que todo está en un orden perfecto, que estoy viviendo lo que me toca vivir y que mi vida es un regalo. Con esta liberación y esta sensación de estar llena de luz pura, divina, protectora, sé que voy a tener un día magnifico.

En este momento tengo integrada, estoy viviendo toda la teoría que todos sabemos: los demás son mis reflejos, lo que está arriba esta abajo, la vida es una bendición, todo tiene un orden perfecto dentro del caos aparente, no estoy sola,  los ángeles nos protegen y observan, yo soy mucho más que este cuerpo y estas emociones, mi nivel de amor y de frecuencia vibratoria lo crean todo en mi vida, etc…

 

En este momento, la divinidad ha alimentado a todo mi ser.
En este momento, soy.
Humildemente, soy.
Grandiosamente, soy.
Alegremente, soy.
En este momento, YO SOY QUIEN SOY.

 

Te invito a vivir estas sensaciones en la próxima rueda de sanación altruista del jueves 11 de agosto y jueves 1 de septiembre.
Para saber más sobre la iniciación en Magnified Healing®, contacta al 675 84 37 78.

Espiritu Luminoso www.carolevecten.es

About The Author

Carole Vecten
Me dedico al Life Coaching y al Coaching Ejecutivo en Empresas. Soy también facilitadora de “Sana tu vida”©, en los talleres de autoayuda y reconciliación emocional basado en la filosofía de Louise L Hay. Organizo y dirijo también talleres de Coaching Grupal. “Como gestionar tus enfados”, “Aumenta tu autoestima”, “Piensa positivo”, “Pautas de comunicación no violenta” son ejemplos de algunas temáticas de mis talleres.

No Comments

Leave a Reply