PAUTA #2: Tener a mano mi kit de socorro emocional

Es fundamental para mi tener muy presente en mente los recursos que me permitirán salir rápidamente de un peligro emocional, como una frustración, un enfado, un momento de nostalgia, o minutos de angustia y de miedo. Para salir rápidamente de estas emociones, uso ingredientes que serán mis aliados, mis anclajes emocionales que harán que cambie de chip.
Uso mis 5 sentidos.
Aquí están ejemplos de cómo uso a diario mis 5 sentidos:

– La vista: me conecto a una imagen mental, un recuerdo, miro una foto, o bien levanto la cabeza para mirar y maravillarme de un detalle que tengo a la vista, o del movimiento de las nubes en el cielo, leo una frase que tengo grabada en el móvil que me inspira y me conecta con quien quiero ser
– El oído: escucho música (tengo una compilación especial de urgencia emocional), me conecto con el canto de los pájaros, el susurro del viento o busco el timbre de voz que me tranquiliza en la gente que me rodea
– El gusto/hablar: me cepillo los dientes, me preparo mi infusión preferida, me como la galleta preferida de mi tía (sin exceso)
Con el hablar: canto, me digo en voz alta o baja (depende donde me encuentro) mis afirmaciones, voy dialogando conmigo misma: quito importancia a la situación y busco el lado positivo y su aprendizaje, llamo a mi amiga que me hará reír en el primer minuto
– El tacto: me conecto con mi cuerpo, con mi respiración abdominal, con los latidos de mi corazón, me doy un baño caliente, acaricio a mi gata, doy un beso a mi hijo y me maravillo de su suave piel, me acaricio el pelo, me masajeo el cuello, las manos o el estomago
– El olfato: busco en mi bolso a mi crema de manos que tiene un perfume tan tranquilizador, o bien la colonia de mi hijo, o bien huello al suavizante de la ropa que llevo puesta, o bien huello a mi muñeca que he perfumado hoy de mi fragancia preferida.

La cuestión es tener en mente y a mano un recurso de cada sentido para poder conectarme emocionalmente con cada detalle y liberarme del peso de la emoción, a punto de arrastrarme. Solemos hacerlo de manera intuitiva y automática. El desafío reside cuando estamos ya con un pie en la emoción limitante, entonces es necesario provocar el cambio de manera consciente.
Ideas, hay un montón. El caso es elegir sencillamente 5 o 6 anclajes emocionales fuertes y acogerlos en caso de peligro y necesidad. Digo «acogerlos» porque estos recursos son cada día mis fieles, cariñosos y mejores amigos.

 

 

About The Author

Carole Vecten
Me dedico al Life Coaching y al Coaching Ejecutivo en Empresas. Soy también facilitadora de “Sana tu vida”©, en los talleres de autoayuda y reconciliación emocional basado en la filosofía de Louise L Hay. Organizo y dirijo también talleres de Coaching Grupal. “Como gestionar tus enfados”, “Aumenta tu autoestima”, “Piensa positivo”, “Pautas de comunicación no violenta” son ejemplos de algunas temáticas de mis talleres.

No Comments

Leave a Reply

 

 

 

Mientras llegamos a conocernos en persona,
te deseo que DISFRUTES con consciencia de
tu camino hacia la felicidad.

firma Carole Vecten

Los que lo han vivido

Testimonios

Descubre lo que opinan los «coachees» sobre sus procesos de coaching y los participantes de mis talleres.

Mis clientes de coaching confiesan que...

Testimonio 1

Testimonio 2

Testimonio 3

Y también revelan que ...

Los participantes de mis talleres y cursos cuentan...